martes, 17 de febrero de 2009

Desaparecer de Internet


¿Que te llevarías a una isla desierta? Creo que es una pregunta muy típica y que las respuestas que damos cada uno dicen mucho de qué tipo de personas somos.

Mas de una vez he tenido esa fantasía de desaparecer del mundo. En ocasiones quieres que sea por unas horas, otras por unos días, y la mayoría de las veces de por vida.

Te imaginas ese tipo de isla paradisíaca, en la que no existen los problemas. Tienes unas blancas playas, con su agua cristalina. En este agua, hay un gran arrecife de corales, y la diversidad de peces de colores es increíble. ¡Además no hay tiburones! La isla tiene grandes cocoteros, y te has hecho una hamaca al lado de una pequeña laguna, donde habitan unas ninfas que cumplen tus deseos.

Justo al lado de todo esto, tienes la casa de tus sueños. Bonita, cómoda y tecnológicamente perfecta. Y por ultimo tienes en tu zona de descanso, un portátil conectado con Internet..... Alarm!!! Alarm!!!! sueño convirtiéndose en pesadilla!!!!!!!! Alarm !!!!! Alarm!!!!!!!!!!
ZAssssSSSSSSSSSs!!!!!!! SOBRESALTO te acabas de despertar sudando y gritando. Internet sigue ahí....

Evolución
Creo que no es muy difícil volver la mirada hacia atrás, y darnos cuenta de la evolución constante que esta teniendo este mundo que llamamos Internet. Por poner un ejemplo, solo viendo el diseño de una simple pagina web podemos estar seguros al 100% de la "época" en la que esta web estaba operativa en Internet. Esta muy marcada la tendencia que van tomando las Webs, desde el mítico html con frames, a los portales php, web 2.0, etc...

Las Webs siguen modernizándose en su forma de ser diseñadas y la experiencia del usuario va cambiando con ella.
Hemos pasado de usar elrincondelvago para hacer los trabajos de clase, a usar el Facebook, para cotillear a los amigos de mis amigos.

Tendencia actual
Lo que hace pocos años era la gran tendencia de los servicios de Internet, hoy en día es una realidad palpable. Nos encontramos con unas redes sociales cargadas de usuarios dispuestos a añadir a amigos y subir fotos. Incluso reflejamos constantemente nuestro estado de ánimo, dando pie así a que nuestros amigos lo puedan comentar.
Simplemente es gracioso. Nos divierte etiquetar, compartir, comentar. No encontramos nada malo, ni peligroso en este tipo de comportamiento. Además todo el mundo lo usa.
Las estadísticas dicen que el tiempo medio de uso de estas redes sociales es de una hora al día, aunque creo que está muy por debajo del tiempo real. Los dominicales dedican reportajes a las redes sociales, algo totalmente impensable en el tiempo del messenger o del yahoo. Las referencias que nos encontramos hoy en día a estos servicios en nuestra sociedad son cada vez más directos y más normales.

Sociedad
Todo esto tiene consecuencias directas e indirectas en nuestra sociedad actual. Me llama mucho la atención cómo noticias de cabecero de periódicos e informativos televisivos toman como fuente el contenido de estas redes sociales. Usan fotos, comentarios, y todo lo que este tipo de servicios ofrece.
Recuerdo en mi época de jovenzuelo, cuando una pregunta muy frecuente era "¿Cual es tu messenger?" ahora hemos pasado al "¿Tienes tuenti?"
Los padres se han acostumbrado a oír a sus hijos, "cosas" de tuenti, y en los colegios es muy frecuente escuchar a los niños hablar de ello, por poner un simple ejemplo.

Información
Mucho se ha hablado sobre el poder que tiene Google por su manejo de información personal. Pero la realidad es que no solo es Google. Es cualquier tipo de servicio web usado de forma masiva, al que le otorgamos ese privilegio de manejar nuestra información a sus anchas. Estos días hemos leído como facebook cambiaba la cláusula de confidencialidad, y decidía que él podía hacer con nuestras fotos, textos, y demás contenido lo que él quisiera. Que le pertenecían. ¡Asustado me he quedado!
Es decir, se está ofreciendo una puerta de entrada a este mundo virtual, pero no dispone de una puerta de salida. Todo lo que en el entre aquí, queda reflejado para siempre. ¿Podré salir alguna vez de internet?
¿No es posible de alguna manera borrar de la red mi nombre y que no aparezca nunca?

Confianza
No se cómo se ha conseguido pero el usuario actual confía en todo este tipo de servicios. Y fíjate tu quien lo dice!! Yo tengo mi blog en blogger, uso gmail, donde están mis correos, mis calendarios, mis contactos. Tengo cuenta de facebook incluso de tuenti. Y todo esta ahí!. Soy unos bits de información que forman parte de esta gran nube social que crece de forma incontrolable.

Peligro
Lo estamos viendo poco a poco. Hoy en día ya sea googleando un poco, o buscando el contacto correcto en una red social, podemos acceder a información muy delicada de prácticamente cualquier tipo de persona. Lo peor de todo, es que este crecimiento de recursos de información personal, está totalmente incontrolado y crece de una manera exponencial que no vamos a saber parar.

Futuro
Ante este panorama actual, ¿Qué es lo mejor? ¿seguir haciendo uso de todo esto que nos ofrece la web o ir encaminando nuestra tendencia actual hacia otro lado?. La cuestión es que parece que el camino ya está elegido. Desde el día en el que Leonard Kleinrock publicó desde el MIT el primer documento sobre la teoría de conmutación de paquetes (el nacimiento de Internet), la evolución ha seguido su tendencia natural, y esto lo veo como una consecuencia lógica de lo que poco a poco se ha ido convirtiendo el panorama actual tecnológico.
Mucho me temo que el "internet del futuro" seguirá con un crecimiento muy progresivo a la hora de manejar nuestra información, y que de lo que hoy nos empezamos a asustar va a ser un juego de niños de lo que nos espera.

Por si acaso yo me voy a guardar algún que otro secreto dentro de mi cabeza, e intentaré no escribirlo en el blog. Quizás así, consiga desaparecer de Internet.

Saludos.

2 comentarios:

eldestornillador dijo...

Pues si querido, somos pasto de la evolucion!

Krelian dijo...

Esto es asi y es irrenediable, esto es como un coche que pasa las velocidades, la unica diferencia es que Internet no tiene marcha atras.

Y como has comentado david, hay cosas que es mejor guardarse para uno mismo.